La movilidad sostenible en Granada: un objetivo que se hace de rogar

Las jornadas de movilidad sostenible de Arqus abordan la movilidad desde las instituciones, la academia y la sociedad civil

La Concejala de Movilidad explica la Zona de Bajas Emisiones en Granada

Con motivo del Día de la Tierra, los días 23 y 24 de abril, la Alianza Arqus, un consorcio de universidades europeas, organizó las jornadas de movilidad sostenible en la Universidad de Granada (UGR), enfocadas en impulsar prácticas sostenibles en la movilidad local e internacional.

Durante la sesión inaugural en el Salón de Grados de la ETS de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos (ETSICCP), se abordaron diversos temas, desde la movilidad en la propia universidad hasta las preferencias de movilidad de los ciudadanos de Granada, así como la implementación prevista de una Zona de Bajas Emisiones en la ciudad.

Entre las iniciativas presentadas por la Alianza Arqus destaca la promoción de hábitos sostenibles en los desplazamientos del personal y el estudiantado de la UGR, el fomento del uso de la bicicleta y la creación de un Banco de Muebles para estudiantes ERASMUS, en línea con los principios de la Economía Circular.

Presentación de Informe La Granada Soñada

El presidente de la Asociación La Huella Verde aprovechó la ocasión para presentar el informe La Granada Soñada. Un trabajo de investigación, dirigido por la profesora Esmeralda Crespo y encargado por la Asociación, donde se preguntó a la ciudadanía del área metropolitana qué Granada querían. La población granadina desea una ciudad verde, con un aire más limpio, mejor conectada con el área metropolitana y dotada de infraestructuras verde.

La movilidad en la Universidad de Granada

La Unidad de Calidad Ambiental (UCA) de la UGR expuso el trabajo que ha realizo en los últimos 20 años, pero especialmente desde 2015, promoviendo la movilidad sostenible en Granada. Entre las iniciativas destacan las orientadas a promover la movilidad en bicicleta a través del prestamos de estas, la creación de aparcamientos seguros, vías, formaciones para reparar la bici y circular con seguridad, así como la organización de concursos de movilidad.

La Cátedra La Huella Verde ha colaborado con la UCA en el diseño y análisis de un estudio de movilidad de la comunidad universitaria. Se alcanzaron 482 respuestas con presencia de los tres colectivos (PDI, PTGAS y estudiantado) y con paridad de género. Los resultados preliminares son muy positivos: el 64,5% de los encuestados se desplazan en medios sostenibles, siendo andar el medio preferido. Lamentablemente, el segundo medio más frecuente en los desplazamientos hacia los centros de la UGR es el vehículo particular. El PDI y el PTGAS son los colectivos que más usan coche o moto (el 40%).

Desde el vicerrectorado de Infraestructuras y Sostenibilidad estaban interesados en explorar la aceptación por parte de la comunidad universitaria de la práctica de compartir vehículo particular. Aquí viene lo realmente interesante: actualmente una minoría de personas comparte coche en sus desplazamientos, sin embargo, más de un 60% de los que se desplaza en vehículo particular le gustaría compartir un asiento de su coche u ocupar el asiento en el coche de otro compañero o compañera. Pero, ¿por qué no lo hacen? principalmente por motivos de conciliación (dejar o recoger a los hijos del colegio). Aquí se abre un camino para determinar formular para hacer realidad este deseo de compartir coche. Especialmente para aquellos que viene de otros municipios.

La Zona de Bajas Emisiones

En abril de 2025 comienza la Zona de Bajas Emisiones de Granada. A partir de esa fecha, incumplir las normas tendrá sanción. Para irnos acostumbrando a lo que viene, las cámaras y señales se podrán desde octubre de 2024 y enviarán avisos a los ciudadanos (periodo informativo). En 2028 se abrirá el periodo de evaluación y decidirán sobre nuevas medidas. Pero, cómo funciona? los granadinos y granadinas que paguen el impuesto del coche en Granada ciudad, o sea, los censados, no se verán afectados por esta medida. El Ayuntamiento ha optado por vetar la entrada a los vehículos sin distintivo ambiental (recordamos que actualmente existen las etiquetas B, C, ECO y Cero Emisiones) de fuera de la ciudad de Granada. Son los vehículos más contaminantes y anteriores a 2001 si son gasolina y a 2006 si son diésel. Esta medida tampoco afecta a vehículos de carga y descarga ni al transporte escolar y discrecional.

Se barajaban varios escenarios de limitación y el Ayuntamiento ha optado por considerar todo el término municipal como Zona de Bajas Emisiones, al contrario de otras ciudades que optan por escoger una zona central. Entre el 8 y el 14 de enero hicieron una medición contabilizando el número de pasos en el perímetro de la ciudad. El 13,56% de los pasos correspondía a vehículos sin etiqueta medioambiental y, del total, sólo el 29% de los pasos detectados estaban en la base de datos de vehículos censados en Granada (Plan de ZBE). Al contabilizar solo matriculas, resulta que el 15,33% de los vehículos registrados en esa medición son vehículos sin etiqueta ambiental. Además, a partir de otras mediciones que ha realizado el Ayuntamiento, se estima que el 70% de tráfico viene de fuera de la ciudad.

Por ello, el Ayuntamiento estima que con la limitación de acceso a los vehículos sin etiqueta ambiental de fuera del municipio calculan que se reducirá un 9,4% el tráfico. 

Captura de la presentación del plan de la ZBE. Datos de medición de número de pasos clasificados por etiqueta ambiental (entrada y salida al municipio de Granada).
Plan ZBE Granada. Medición del número de pasos.

Esta limitación va acompañada de medidas transversales:

  • Ampliar las infraestructuras de movilidad y transporte: plataformas reservadas, intercambiadores y carriles ciclopeatonales.
  • Peatonalización de algunas zonas.
  • Mejorar la conectividad con el área metropolitana mediante la colaboración con el Consorcio de Transporte Metropolitano
  • Incrementar las frecuencias de Metropolitano de Granada.
  • Ampliar la red de parking en origen (en los municipios desde donde la movilidad hacia la ciudad).

Ahora mismo son peticiones y no realidades. La mayoría de estas medidas transversales dependen de la Junta de Andalucía y habrá que ver si se materializan antes de la fecha de entrada en vigor de la ZBE. La Calidad del Aire en Granada es un problema metropolitano y requiere de soluciones conjuntas.

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Granada (PMUS), Granada 2025, apuntaba en 2013 al tráfico como la “fuente de emisiones más importante de gases contaminantes”. A finales de 2023, La Diputación impulsaba el Plan de movilidad urbana sostenible metropolitana en el marco de la Estrategia de Desarrollo Urbana Sostenible Integrado (EDUSI). Entre las medidas de la Estrategia se encuentran la mejora de una red ciclable de más de 250 kilómetros, la adquisición de un vehículo para medir las inmisiones de forma itinerante, la realización de campañas de concienciación y estudios sobre la incidencia de un aire contaminado en la calidad de vida y la salud. Por parte de la Junta de Andalucía, el Plan de Mejora de la Calidad del Aire de la Zona de Granada y Área Metropolitana se encontraba en marzo en fase de trámite de audiencia.

Desde el Movimiento La Huella Verde celebramos que se tomen medidas, pero esperamos una mayor ambición, coordinación y la priorización de soluciones que redunden en un incremento de la movilidad sostenible. 

Participaron en la mesa Montserrat Zamorano, Vicerrectora de Infraestructuras y Sostenibilidad de la UGR y Directora de la Cátedra La Huella Verde, junto con Mónica López Alonso, directora de la ETSICCP; Simón Suárez Cuadros, director de Movilidad Internacional en el Vicerrectorado de Internacionalización de la UGR; Ana Agudo Martínez, tercera teniente de alcalde y concejala Delegada de Movilidad, Protección Ciudadana, Agenda Urbana, Sostenibilidad y Fondos Next Generation del Ayuntamiento de Granada; Carolina Cárdenas, técnica medio de Calidad Ambiental del Vicerrectorado de Infraestructuras y Sostenibilidad; Cathaysa Martín, técnica de la Cátedra La Huella Verde; y José María García Córdoba, presidente de la Asociación “La Huella Verde”.

¡ Comparte !