¿El dinero da la felicidad?

Habrás oído el mítico ‘el dinero no da la felicidad’. Bueno, un poco de felicidad sí da, pero solo hasta cierto punto.

La paradoja de Easterlin sostiene que el incremento de los ingresos se relaciona con un aumento de la felicidad hasta alcanzar un punto de saturación; después de este punto, la correlación cesa y son otros factores los que contribuyen a mejorar la felicidad (Easterlin et al., 2010). Esto implica que el desarrollo económico, reflejado en una mayor acumulación de bienes, no garantiza la felicidad plena. Este fenómeno también se observa en España (Arnal et al., 2008).

Investigaciones recientes (Kwon et al., 2021) indican que los espacios verdes urbanos son un factor que incrementa aún más la felicidad de un país después de alcanzar el punto de saturación económica.

Los gobiernos buscan herramientas para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y, en Europa, las Soluciones Basadas en la Naturaleza y la creación de zonas verdes urbanas se destacan como oasis de tranquilidad y bienestar en nuestras ciudades. Se ha demostrado que el acceso a parques y jardines no solo embellece nuestras urbes, sino que también es crucial para promover la felicidad ciudadana, por ejemplo, mejorando su salud mental y física (Olszewska-Guizzo et al., 2022).

En la relación entre espacios verdes urbanos y felicidad, no basta con vivir cerca de estos espacios; es preciso utilizarlos (White et al., 2013), por lo que es necesario que sean espacios accesibles. El estudio de Kwon et al. (2021) muestra cómo el apoyo social es el componente principal para vincular los espacios verdes urbanos con la felicidad en países desarrollados.

Los espacios verdes urbanos son esenciales para una vida saludable. Proporcionan un oasis de tranquilidad en la bulliciosa vida de la ciudad, ofreciendo un lugar para el ocio y la recreación. Estas áreas no solo son beneficiosas para el bienestar físico y mental, fomentando el ejercicio y ofreciendo un refugio para la relajación, sino que también mejoran la cohesión social. Actúan como puntos de encuentro comunitarios, promoviendo la interacción social y fortaleciendo los lazos entre vecinos.

La importancia de una planificación urbana adecuada es crucial para integrar efectivamente los espacios verdes en las ciudades. Esto es especialmente relevante en el contexto de la expansión urbana rápida, donde la creación de parques y la renaturalización deben ser una prioridad tanto en economías emergentes como desarrolladas.

Invertir en su desarrollo y mantenimiento no solo embellece nuestras ciudades sino que también enriquece nuestras vidas, proporcionando un refugio natural que nutre el cuerpo y la mente.

Referencias:

Arnal, J. T., Crespo, Ó. V., & García-Brazales, Á. R. (2008). La paradoja de Easterlin en España. Cuadernos de Economía: Spanish Journal Of Economics And Finance, 31(85), 31-63. https://doi.org/10.1016/s0210-0266(08)70019-0

Easterlin R.A., McVey L.A., Switek M., Sawangfa O., Zweig J.S. (2010). The happiness-income paradox revisited. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 107(52):22463–22468 https://doi.org/10.1073/pnas.1015962107

Kwon, OH., Hong, I., Yang, J. et al. (2021). Urban green space and happiness in developed countries. EPJ Data Sci. 10, 28. https://doi.org/10.1140/epjds/s13688-021-00278-7

Olszewska-Guizzo, A., Sia, A., Fogel, A. et al. (2022). Features of urban green spaces associated with positive emotions, mindfulness and relaxation. Sci Rep 12, 20695 (2022). https://doi.org/10.1038/s41598-022-24637-0

White, M.P., Elliott, L.R., Grellier, J. et al. (2021). Associations between green/blue spaces and mental health across 18 countries. Scientific Reports 11, 8903 https://doi.org/10.1038/s41598-021-87675-0

¡ Comparte !