Exitosa primera jornada del Bosque Granatensis-LHV

La primera jornada del Bosque Granantensis – La Huella Verde ha sido un éxito en todos sus objetivos.

Familias, estudiantes, personal de la Universidad de Granada y miembros de la Asociación la Huella Verde, se congregaron el primer domingo de diciembre, coincidiendo con la primera nevada de la temporada, para ejecutar la restauración ecológica de Lancha del Genil, donde se está creando el primero sumidero de C02 de Andalucía. Además, la Concejala Ana Agudo acudió acompañada de fundadores del Movimiento y estuvieron durante toda la jornada trabajando en la plantación, demostrando la estrecha colaboración que existe entre las entidades para mejorar los niveles de sostenibilidad de Granada.

La actividad recibió numerosos solicitudes, tantas que incluso se ha creado una lista de reserva a la espera de organizar otra jornada para el próximo año. Además, los asistentes se esforzaron durante esa mañana y consiguieron plantar un total de 83 especies entre las que se encuentra el pino, el acebuche, la retama, la gayomba, el lentisco y aromáticas como el romero y el tomillo. Pero el valor de la jornada no está solo en la plantación; los voluntarios y voluntarias obtuvieron nociones de qué es un bosque mediterráneo, qué son los suelos degradados y porqué cuesta tanto que vuelvan a regenerarse esos suelos. Precisamente, por la dureza y degradación de la zona, donde antes había hecho una plantación Plant for the Planet, los asistentes priorizaron reemplazar las especies muertas por nuevas. Aunque también son conscientes de que no todo sobrevivirá a las duras condiciones climáticas y del suelo. Por esa razón, La Huella Verde continuarán, junto al resto de instituciones como la Universidad, la entidades privadas y el Ayuntamiento, trabajando para crear un Anillo Verde que no sean jardines, sino Bosque dotados de ecosistemas propios.

En los Bosques la Huella Verde se tiene en cuenta la escasez de agua que afecta a la región, pero se realizan los riegos necesarios para maximizar la supervivencia de las especies. Como explicó el responsable de la Jornada, Juan Ardoy, se realizarán tres riegos durante el primer año y otros dos durante el segundo, momento en el que se considera que la especie debe continuar por su propio medio.

Además de la plantación, se lanzaron Bombas de Biodiversidad, unas bolas de arcillas rellenas de especies autóctonas que ayudan recuperar suelos degradados y que están hechos por miembros de la Asociación La Boronda de personas con diversidad funcional. La sostenibilidad debe ser ambiental, económica y social, por lo que estas bombas son un ejemplo ingenioso de cómo conseguir el desarrollo sostenible. Además, los asistentes se divirtieron “bombardeando” la zona.

La gran mayoría de participantes hicieron uso de medios de transporte sostenibles para acudir a la actividad, destacando el uso del autobús por el 36%. El 33% optó por acudir en vehículo propio compartido. Con este gesto redujeron su huella en una actividad tan simbólica como es una jornada de plantación.

La Cátedra Huella Verde-UGR organizó está actividad gracias a la financiación de varios departamentos y centros, a los que espera que se sumen otros para seguir aumentando el Bosque Granatensis y que “sea un espacio colaborativo, de disfrute y docente” como remarcó la Directora de la Cátedra, Montserrat Zamorano.

Gracias a los departamentos de Estadística e Investigación Operativa, Óptica, Sociología, a las facultades de Ciencias, Ciencias Económicas y Empresariales, Farmacia, Medicina, Odontología, Relaciones Laborales y Recursos Humanos, a los vicerrectorados de Internacionalización, de Infraestructuras y Sostenibilidad, a la Cátedra Hidralia y la Unidad de Calidad Ambiental por hacer posible esta primera jornada.

Mira el resumen en este video y ¡comparte!

¡ Comparte !